Vacuna contra los meningococos del serogrupo B (MenB)

¿Por qué es necesario vacunarse?

  • La enfermedad meningocócica es una enfermedad grave, causada por un tipo de bacteria llamado Neisseria meningitidis.
  • Puede causar meningitis (infección del revestimiento del cerebro y la médula espinal) y bacteremia o septicemia (infecciones de la sangre).
  • La enfermedad meningocócica frecuentemente ataca sin advertencia, incluso a personas que por lo demás son sanas.
  • La enfermedad meningocócica se puede diseminar de una persona a otra por contacto cercano (tos o besos) o contacto prolongado, especialmente entre personas que viven en una misma casa.
  • Existen al menos 12 tipos de Neisseria meningitidis, llamados “serogrupos”. Los serogrupos A, B, C, W e Y causan la mayor parte de los casos de enfermedad meningocócica.
  • Aunque cualquier persona puede contraer la enfermedad meningocócica, algunas personas están en mayor riesgo, lo que incluye:
    • Bebés menores de un año de edad
    • Adolescentes y adultos jóvenes de 16 a 23 años de edad
    • Personas con ciertos trastornos médicos que afectan el sistema inmunitario
    • Microbiólogos que trabajan rutinariamente con aislados de N. meningitidis
    • Personas en riesgo a causa de un brote en su comunidad
  • Incluso cuando se trata, la enfermedad meningocócica causa la muerte de 10 a 15 de cada 100 personas infectadas.
  • Además, entre quienes sobreviven, cerca 10 a 20 de cada 100 personas quedan con discapacidades, como pérdida de la audición, daño cerebral, amputaciones, problemas del sistema nervioso o cicatrices graves por injertos de piel.
  • La vacuna antimeningocócica del serogrupo B (MenB) puede ayudar a prevenir la enfermedad meningocócica causada por el serogrupo B.
  • Se recomiendan otras vacunas antimeningocócicas como ayuda para la protección contra los serogrupos A, C, W e Y.

Vacuna antimeningocócica del serogrupo B

  • Existen dos vacunas antimeningocócicas del serogrupo B.
  • Estas vacunas se recomiendan de manera rutinaria a personas de 10 años de edad o más que están en riesgo incrementado de infección por meningococos del serogrupo B, lo que incluye:
    • Personas en riesgo a causa de un brote de enfermedad por meningococos del serogrupo B
    • Todas las personas que tengan el bazo dañado o a quienes se les haya extirpado el bazo
    • Todas las personas con una afección rara del sistema inmunitario llamada “deficiencia persistente de componentes del complemento”
    • Todas las personas que toman un fármaco llamado eculizumab (también llamado Soliris®)
    • Microbiólogos que trabajan rutinariamente con aislados de N. meningitidis
  • Estas vacunas también se pueden administrar a cualquier persona de 16 a 23 años de edad para brindar protección a corto plazo contra la mayor parte de las cepas de la enfermedad por meningococos del serogrupo B; las edades preferidas de vacunación son de 16 a 18 años.
  • El programa recomendado depende de cuál vacuna se reciba:
    • Bexsero® se administra en 2 dosis, separadas entre sí por al menos 1 mes
    • Trumenba® se administra en 3 dosis, de ellas la segunda 2 meses después de la primera, y la tercera, 6 meses después de la primera.
  • Se debe usar la misma vacuna para todas las dosis

Algunas personas no deben recibir estas vacunas

Informe a la persona que le aplica la vacuna:

  • Si tiene alguna alergia grave que pueda poner en riesgo su vida.
  • Si alguna vez ha tenido una reacción alérgica que puso en riesgo su vida después de una dosis previa de la vacuna antimeningocócica, o si tiene una alergia intensa a cualquier componente de esta vacuna, no debe recibir la vacuna.
  • Informe a su proveedor de atención médica si sabe que tiene alguna alergia grave, incluida una alergia grave al látex.
  • Su proveedor puede informarle sobre los ingredientes de la vacuna.
  • Si está embarazada o amamanta. No se tiene mucha información acerca de los posibles riesgos de esta vacuna para mujeres embarazadas o madres que amamantan. Solo se debe usar durante el embarazo si hay una necesidad clara de hacerlo.
  • Si no se siente bien. Aunque en general está bien que reciba la vacuna si tiene una enfermedad leve, quizás le recomienden que espere hasta que se sienta mejor.

Riesgos de una reacción a la vacuna

  • Con cualquier medicina, incluidas las vacunas, existe la posibilidad de que ocurran reacciones.
  • Pese a que suelen ser leves y desaparecer solas en unos pocos días, también es posible que ocurran reacciones graves.
  • Más de la mitad de las personas que reciben la vacuna antimeningocócica del serogrupo B tienen problemas leves después de la vacunación.
  • Estas reacciones, que pueden durar de 3 a 7 días, incluyen:
    • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se aplicó la inyección
    • Cansancio o fatiga
    • Dolor de cabeza
    • Dolor en músculos o articulaciones
    • Fiebre o escalofríos
    • Náusea o diarrea

Problemas que podrían ocurrir después de cualquier vacuna inyectada

  • En algunos casos, las personas se desmayan después de un procedimiento médico, incluida la vacunación.
  • Sentarse o acostarse durante aproximadamente 15 minutos puede ayudar a prevenir los desmayos y las lesiones causadas por una caída.
  • Informe al médico si se siente mareado o si tiene cambios en la visión o zumbido en los oídos.
  • Algunas personas sienten un dolor intenso en el hombro y tienen dificultad para mover el brazo en el cual se aplicó la inyección. Esto ocurre muy raramente.
  • Cualquier medicamento puede provocar una reacción alérgica grave. Tales reacciones a una vacuna son muy raras: se estima que se presentan aproximadamente en 1 de cada millón de dosis y se producen desde algunos minutos hasta algunas horas después de la vacunación.
  • Al igual que con cualquier medicamento, hay una probabilidad muy remota de que una vacuna cause una lesión grave o la muerte.
  • La seguridad de las vacunas se monitorea constantemente por las autoridades sanitarias locales.

¿Qué hago si ocurre una reacción grave?

¿A qué debo prestar atención?

  • Preste atención a todo lo que le inquiete, como:
    • signos de una reacción alérgica intensa
    • fiebre muy alta
    • comportamiento inusual
  • Los signos de una reacción alérgica intensa incluyen:
    • urticaria
    • hinchazón de la cara y la garganta
    • dificultad para respirar
    • pulso cardíaco acelerado
    • mareos
    • debilidad
  • usualmente en los minutos u horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si cree que se trata de una reacción alérgica grave u otra emergencia que no puede esperar, llame al servicio de emergencias local y diríjase al hospital más cercano.
  • De lo contrario, llame a su médico.

Fuentes

Adaptación de Immunization Action Coalition, Vaccine Information Statements