Vacuna contra la polio oral

¿Qué es la poliomielitis?

La poliomielitis (o polio) es una enfermedad causada por un virus. El virus entra en el cuerpo de un niño (o de un adulto) a través de la boca. Algunas veces el virus no causa una enfermedad seria. Pero otras veces causa parálisis (la persona no puede mover los brazos o las piernas). La poliomielitis puede matar a las personas afectadas, usualmente al paralizar los músculos que la ayudan a respirar.

La poliomielitis solía ser muy común en los Estados Unidos. Paralizó y mató a millares de personas el año anterior a que hubiere una vacuna para combatirla.

¿Por qué vacunarse?

La vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV) puede prevenir la poliomielitis

Historia

Una epidemia de poliomielitis que ocurrió en los Estados Unidos en 1916 mató a más de 6.000 personas y paralizó otras 27.000. A principio de los años 1950 había más de 20.000 casos de poliomielitis al año. La vacunación antipoliomielítica comenzó en 1955. Para el año 1960, el número de casos de poliomielitis había disminuido a alrededor de 3.000 al año, y para el año 1979 solo ocurrían cerca de 10 casos al año. El éxito de la vacunación antipoliomielítica en los Estados Unidos y en otros países engendró un esfuerzo mundial para eliminar esta enfermedad.

Hoy

En los Estados Unidos no se ha reportado ningún caso de poliomielitis aguda durante más de 20 años. Pero la enfermedad todavía es común en algunas partes del mundo. Solo hace falta que se traiga un caso de poliomielitis de otro país para hacer que la enfermedad vuelva, si nosotros no estuviéramos protegidos por la vacuna. Si el esfuerzo mundial para eliminar esta enfermedad tiene éxito, algún día nosotros no necesitaremos la vacuna antipoliomielítica. Hasta entonces, necesitamos seguir vacunando a nuestros niños.

Dos tipos de vacunas antipoliomielíticas

Hay dos tipos de vacunas antipoliomielíticas:

  • IPV (Vacuna Antipoliomielítica Inactivada)
    • inyección.
    • La IPV es la vacuna antipoliomielítica recomendada por casi todos en los Estados Unidos.
  • OPV (Vacuna Antipoliomielítica Oral)
    • Gotas por vía bucal.
    • Hasta no hace mucho, la vacuna OPV era recomendada para la mayoría de los niños en los Estados Unidos. Pero ya no se la recomienda más excepto en circunstancias limitadas.
    • La OPV ayudó a que en los Estados Unidos se eliminara la poliomielitis y todavía se usa en muchas partes del mundo.

Ambas vacunas inmunizan contra la poliomielitis, pero la OPV es mejor para prevenir la transmisión de la enfermedad a otras personas.

Sin embargo, para algunas personas (una de cada 2,4 millones de personas), la OPV en realidad produce la poliomielitis. Debido a que el riesgo actual de contagiarse de poliomielitis en los Estados Unidos es muy bajo, los expertos creen que el uso de la vacuna antipoliomielítica oral no justifica tomar ese leve riesgo. La vacuna antipoliomielítica en forma de inyección que utilizamos ahora (IPV) no produce la poliomielitis.

Este artículo informativo sobre vacunas trata sobre la vacuna antipolio oral (OPV). Su proveedor de cuidado de la salud también le podrá entregar información sobre la vacuna antipolio inactivada (IPV).

¿Quién se debe vacunar con la OPV y cuándo?

La OPV ya no se recomienda más para el uso rutinario en los Estados Unidos. Solo se deberá usar en ciertas circunstancias como:

  • Campañas de inmunización masiva para controlar brotes de poliomielitis
  • A niños a quienes nunca se les haya puesto la vacuna antipoliomielítica que vayan a viajar en cuatro semanas a países donde la poliomielitis es común. Estos niños deben recibir la primera dosis de la OPV
  • Niños cuyos padres no aceptan la cantidad recomendada de inyecciones. Estos niños deberán ser vacunados con la IPV para las dos primeras dosis de la serie, pero pueden tomar la OPV para la tercera o cuarta dosis, o ambas.
  • Personas que tengan alergias que amenazan su vida a los antibióticos neomicina, estreptomicina o polimixina B, o personas que hayan tenido una reacción alérgica que amenazó su vida cuando recibieron una dosis de IPV. Estas personas pueden tomar la OPV en reemplazo.

Si usted o su niño está en uno de estos cuatro grupos, pregúntele a su médico o proveedor de cuidado de la salud cuándo se deberá poner la vacuna. También, antes de tomar la OPV, pregúntele sobre los riesgos de contraer la poliomielitis que están asociados con esta vacuna.

Esta vacuna OPV puede tomarse al mismo tiempo que se ponen otras vacunas.

Algunas personas no debieran tomar la OPV o debieran esperar

Las siguientes personas no deberán tomar la OPV:

  • Cualquier persona que esté tomando a largo plazo esteroides o cualquier otra droga que afecte al sistema inmunológico.
  • Cualquier persona que  tenga cáncer o esté recibiendo quimioterapia
  • Cualquier persona que tenga infecciones del SIDA o del virus de inmunodeficiencia humano (VIH), o cualquier otra enfermedad que afecte al sistema inmunológico.
  • Si cualquier persona incluida en estos tres grupos fuere a cambiar los pañales de un niño, o si fuere a estar en contacto cercano con un niño que esté recibiendo la vacuna contra la poliomielitis, ese niño no deberá tomar la OPV.
  • Un bebé no deberá tomar la OPV si alguien que estará en contacto cercano con el bebé (por ejemplo cambiándole los pañales) nunca fue vacunado contra la poliomielitis
  • Cualquier persona que hubiere tenido alguna vez una reacción alérgica fuerte a una dosis de OPV no deberá recibir otra dosis.

Las siguientes personas deberán esperar:

  • Cualquier persona que en el momento que deba ser vacunada esté moderada o seriamente enferma, normalmente deberá esperar hasta recuperarse antes de tomar la vacuna OPV. Las personas que tengan afecciones menores, como por ejemplo un resfrío, pueden ser vacunadas.

Solicite mayor información a su médico o a su proveedor del cuidado de la salud.

¿Cuáles son los riesgos que se corren con la vacuna antipoliomielítica oral?

La OPV puede, raramente, producir la poliomielitis. Este es la razón por la que ya no se la recomienda más para la mayoría de las personas. Causó varios casos de poliomielitis cada año (cerca de 1 caso cada 2,4 millones de dosis de vacuna) durante los años que fue utilizada. La OPV puede producir la poliomielitis en personas que toman la vacuna o en personas que están en contacto con ellas. En la actualidad, la poliomielitis está bajo control en los Estados Unidos, y los expertos creen que la IPV puede proteger a los niños y adultos lo mismo de bien, sin el riesgo inherente de contraer la enfermedad.

Una vacuna, como cualquier otro medicamento, puede causar problemas serios, como por ejemplo una fuerte reacción alérgica. El riesgo de que la OPV cause daños serios, o la muerte, es muy bajo.

¿Qué pasa si ocurre una reacción fuerte?

¿Qué tipo de síntomas debo buscar?

Vea si le ocurre alguna condición anormal, como por ejemplo:

  • una reacción alérgica fuerte
  • fiebre alta
  • una sensación rara
  • señales de parálisis.

Si le ocurriese una reacción alérgica fuerte, la misma le ocurrirá de unos pocos minutos a unas horas después de haberse vacunado. Las indicaciones de que tiene una reacción alérgica seria pueden incluir:

  • dificultad para respirar
  • debilidad
  • ronquera
  • respiración sibilante
  • rápido latir del corazón
  • urticaria
  • vahidos
  • palides
  • hinchazón de la garganta

Si le sobreviene parálisis, podría ocurrirle desde aproximadamente una semana a un mes después de haberse vacunado. Los síntomas podrían incluir:

  • dolores fuerets de los músculos
  • espasmos
  • debilidad
  • pérdida de movimiento en un brazo o una pierna

¿Qué debo hacer?

  • Llame a un médico, al servicio de emergencias local o haga que un doctor vea inmediatamente a la persona
  • Cuéntele a su médico lo que pasó, la fecha y hora cuando sucedió y cuándo vacunaron a la persona.

Fuentes

Adaptación de Immunization Action Coalition, Vaccine Information Statements