Vacuna contra la culebrilla, zona o fuego de San Antonio

¿Qué es la culebrilla?

  • La culebrilla, zona o fuego de San Antonio es una erupción cutánea dolorosa que viene acompañada, a menudo, de ampollas.
  • También se llama herpes zóster o simplemente zóster.
  • Por lo general, la erupción de la culebrilla aparece en un lado de la cara o del cuerpo y dura de 2 a 4 semanas.
  • Su síntoma principal es dolor, que puede ser bastante intenso.
  • Otros síntomas de la culebrilla pueden incluir:
    • fiebre
    • dolor de cabeza
    • escalofríos
    • malestar estomacal
  • Con muy poca frecuencia, una infección por culebrilla puede producir:
    • neumonía
    • problemas de audición
    • ceguera
    • inflamación cerebral (encefalitis)
    • la muerte.

En alrededor de 1 persona en 5, el dolor intenso puede continuar incluso mucho después de que desaparezca la erupción. Esto se denomina neuralgia posherpética.

  • La culebrilla es causada por el virus de la varicela zóster, el mismo virus que causa la varicela.
  • Solamente una persona que ha tenido varicela —o, con poca frecuencia, que ha recibido la vacuna contra la varicela—puede contraer culebrilla.
  • El virus permanece en el cuerpo y puede provocar culebrilla muchos años después.
  • La culebrilla no se puede contagiar de otra persona con culebrilla.
  • Sin embargo, una persona que nunca ha tenido varicela (ni ha recibido la vacuna contra la varicela) podría contraer varicela de alguien con culebrilla. Esto no es muy común.
  • La culebrilla es mucho más común en las personas de 50 años o mayores que en las personas más jóvenes.
  • También es más común en las personas cuyos sistemas inmunitarios están debilitados a causa de una enfermedad, como el cáncer, o de fármacos, como los esteroides, o quimioterapia.
  • Al menos, 1 millón de personas al año en los Estados Unidos contraen culebrilla.

Vacuna contra la culebrilla

  • En 2006, se autorizó una vacuna contra la culebrilla.
  • En ensayos clínicos, la vacuna redujo el riesgo de culebrilla en un 50%.
  • También puede reducir el dolor en las personas que de todos modos contraen culebrilla después de vacunarse.
  • Se recomienda una dosis única de la vacuna contra la culebrilla para los adultos de 60 años o mayores.

Algunas personas no deberían recibir la vacuna contra la culebrilla o deberían esperar

Una persona no debería recibir la vacuna contra la culebrilla en los siguientes casos:

  • Alguna vez ha tenido una reacción alérgica severa (que haya representado un riesgo para su vida) a la gelatina, al antibiótico neomicina o a cualquier otro componente de la vacuna contra la culebrilla. Informe a su médico si tiene alguna alergia severa
  • Su sistema inmunitario está debilitado a causa de los siguientes factores actuales:
    • SIDA u otra enfermedad que afecta el sistema inmunitario
    • tratamiento con fármacos que afectan el sistema inmunitario, como el uso prolongado de esteroides a dosis altas
    • tratamiento contra el cáncer, como radiación o quimioterapia
    • cáncer que afecta la médula ósea o el sistema linfático, como leucemia o linfoma
  • Está embarazada o podría estar embarazada. Las mujeres no deberían quedar embarazadas hasta, al menos, 4 semanas después de recibir la vacuna contra la culebrilla.
  • Una persona con una enfermedad aguda menor, como gripe, puede vacunarse.
  • Pero alguien con una enfermedad aguda moderada o severa debería, por lo general, esperar hasta recuperarse antes de recibir la vacuna.
  • Esto incluye a cualquier persona con una temperatura de 38.5 °C (101.3 °F) o superior.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna contra la culebrilla?

  • Una vacuna, como cualquier medicamento, podría provocar problemas graves, como reacciones alérgicas severas.
  • Sin embargo, el riesgo de que una vacuna ocasione un daño grave, o la muerte, es extremadamente pequeño.
  • No se han identificado problemas graves con la vacuna contra la culebrilla.

Problemas leves

  • Enrojecimiento, dolor, hinchazón o comezón en el lugar de la inyección (alrededor de 1 de cada 3 personas)
  • Dolor de cabeza (alrededor de 1 de cada 70 personas)

Al igual que con todas las vacunas, la vacuna contra la culebrilla es monitoreada de cerca por las autoridades sanitarias locales para detectar problemas inusuales o severos.

¿Qué hago si ocurre una reacción grave?

¿A qué debo prestar atención?

  • Debe prestar atención a cualquier aspecto que le preocupe, como/;
    • signos de una reacción alérgica severa
    • fiebre muy alta
    • cambios de comportamiento
  • Los signos de una reacción alérgica severa pueden incluir:
    • urticaria
    • hinchazón de la cara o la garganta
    • dificultad para respirar
    • pulso acelerado
    • mareos
    • debilidad
  • Estos podrían comenzar entre algunos minutos y algunas horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si piensa que es una reacción alérgica severa u otra emergencia que no puede esperar, llame al servicio de emergencias local o lleve a la persona al hospital más cercano.
  • De lo contrario, llame a su médico.

Fuentes

Adaptación de Immunization Action Coalition, Vaccine Information Statements