Vacuna contra el tétanos, la difteria reducida y la tos ferina acelular reducida (Tdap)

¿Por qué es necesario vacunarse?

  • El tétanos, la difteria y la tos ferina son enfermedades muy graves.
  • La vacuna contra el tétanos, la difteria reducida y la tos ferina reducida (Tdap) puede protegernos contra estas enfermedades.
  • Además, si se administra la vacunacontra el tétanos, la difteria y la tos ferina a las mujeres embarazadas, puede proteger a los bebés recién nacidos contra la tos ferina.

Tétanos

  • El tétanos es poco frecuente en los Estados Unidos actualmente.
  • Este causa tensión y rigidez dolorosas en los músculos, en general, de todo el cuerpo.
  • Puede ocasionar rigidez en los músculos de la cabeza y el cuello, lo que impide abrir la boca, tragar o en ocasiones, incluso respirar
  • El tétanos provoca la muerte de cerca de 1 de cada 10 personas infectadas, incluso después de recibir la mejor atención médica.

Difteria

  • La difteria también es poco frecuente en los Estados Unidos actualmente.
  • Esta puede ocasionar que se forme una capa gruesa en la parte posterior de la garganta.
  • Esto puede provocar problemas para respirar, insuficiencia cardíaca, parálisis y muerte.

Tos ferina

  • La tos ferina (también conocida como tos convulsiva, tos convulsa o tosferina) causa accesos de tos severos que pueden producir dificultad para respirar, vómitos y alteraciones del sueño.
  • También puede provocar pérdida de peso, incontinencia y fracturas en las costillas.
  • Hasta 2 de cada 100 adolescentes y 5 de cada 100 adultos con tos ferina son hospitalizados o tienen complicaciones, que pueden incluir neumonía o la muerte.

Estas enfermedades son ocasionadas por bacterias.

  • La difteria y la tos ferina se contagian de persona a persona por medio de secreciones de la tos o los estornudos.
  • El tétanos entra al cuerpo a través de cortes, raspones o heridas.
  • Antes de que las vacunas existieran, cada año se reportaban hasta 200,000 casos de difteria; 200,000 casos de tos ferina y centenares de casos de tétanos en los Estados Unidos.
  • Desde que comenzó la vacunación, los reportes de casos de tétanos y difteria han disminuido en cerca de un 99 %, y los reportes de casos de tos ferina, aproximadamente en un 80 %.

Vacuna contra el tétanos, la difteria reducida y la tos ferina acelular reducida (Tdap)

  • La vacuna contra el tétanos, la difteria reducida y la tos ferina acelular reducida (Tdap) puede proteger a los adolescentes y a los adultos contra el tétanos, la difteria y la tos ferina.
  • Una dosis de Tdap se administra de forma rutinaria a los 11 o 12 años.
  • Las personas que no recibieron la vacuna Tdap a esa edad deben recibirla tan pronto como sea posible.
  • La vacuna Tdap es especialmente importante para los profesionales de atención médica y para todas las personas que estén en contacto cercano con un bebé de menos de 12 meses de edad.
  • Las mujeres embarazadas deben recibir una dosis de Tdap durante cada embarazo para proteger al recién nacido contra la tos ferina.
  • Los lactantes tienen el mayor riesgo de tener complicaciones severas que representen un riesgo para la vida a causa de la tos ferina.

Otra vacuna, denominada Tétanos y difteria reducida (Td), protege contra el tétanos y la difteria, pero no contra la tos ferina.

  • Debe administrarse un refuerzo de Td cada 10 años.
  • Si no se ha recibido la vacuna Tdap nunca antes, puede administrarse como uno de estos refuerzos.
  • La vacuna Tdap también puede administrarse después de un corte o quemadura severos para prevenir una infección por tétanos.
  • Su médico o la persona que le aplica la vacuna pueden brindarle más información.
  • La vacuna Tdap puede administrarse de forma segura al mismo tiempo que otras vacunas.

Algunas personas no deben recibir esta vacuna

  • Las personas que hayan tenido alguna vez una reacción alérgica que representó un riesgo para la vida después de haber recibido una dosis previa de alguna vacuna contra la difteria, el tétanos o la tos ferina O que tengan alergia severa a cualquier parte de esta vacuna no deben recibir la vacuna Tdap. Informe a la persona que aplica la vacuna acerca de cualquier alergia severa.
  • Las personas que hayan estado en coma o que hayan tenidos convulsiones largas y repetidas en el término de 7 días después de haber recibido una dosis infantil de difteria, tétanos y tos ferina (DTP o DTwP) o de DTaP (versión posterior de la DTP, en lugar de pertussis de célula entera, la vacuna de pertussis acelular), o una dosis previa de tétanos, difteria reducida y pertussis acelular reducida (Tdap), no deben recibir la vacuna Tdap, a menos que se haya encontrado una causa ajena a la vacuna. De todos modos, pueden aplicarse la vacuna Td.
  • Hable con su médico si usted:
    • tiene convulsiones u otro problema del sistema nervioso
    • tuvo dolor o hinchazón severos después de recibir alguna vacuna que contenía difteria, tétanos o tos ferina
    • alguna vez tuvo una afección denominada síndrome de Guillain-Barré (Guillain-Barré Syndrome, GBS)
    • no se siente bien el día en que está programada la aplicación de la inyección.

Riesgos

  • Con cualquier medicamento, incluidas las vacunas, hay posibilidades de que se produzcan efectos secundarios.
  • Generalmente, estos son leves y desaparecen por sí solos.
  • Las reacciones graves también son posibles, pero son poco frecuentes.
  • La mayoría de las personas que reciben la vacuna Tdap no tienen ningún problema con ella.

Problemas leves después de la aplicación de Tdap: (No interfirieron en las actividades)

  • Dolor en el lugar donde se aplicó la inyección (aproximadamente 3 de cada 4 adolescentes o 2 de cada 3 adultos)
  • Enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se aplicó la inyección (aproximadamente 1 de cada 5 personas)
  • Fiebre leve de por lo menos 100.4 °F (hasta aproximadamente, 1 de cada 25 adolescentes o 1 de cada 100 adultos)
  • Dolor de cabeza (aproximadamente 3 o 4 de cada 10 personas)
  • Cansancio (aproximadamente 1 de cada 3 o 4 personas)
  • Náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago (hasta 1 de cada 4 adolescentes o 1 de cada 10 adultos)
  • Escalofríos, dolor en las articulaciones (aproximadamente 1 de cada 10 personas)
  • Dolores corporales (aproximadamente 1 de cada 3 o 4 personas)
  • Erupción, hinchazón de los ganglios (poco frecuente)

Problemas moderados después de la aplicación de la vacuna Tdap: (Interfirieron en las actividades, pero no se requirió atención médica)

  • Dolor en el lugar donde se aplicó la inyección (hasta 1 de cada 5 o 6 personas)
  •  Enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se aplicó la inyección (hasta aproximadamente, 1 de cada 16 adolescentes o 1 de cada 12 adultos)
  • Fiebre de más de 102 °F (aproximadamente 1 de cada 100 adolescentes o 1 de cada 250 adultos)
  • Dolor de cabeza (aproximadamente 1 de cada 7 adolescentes o 1 de cada 10 adultos)
  • Náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago (hasta 1 o 3 de cada 100 personas)
  • Hinchazón de todo el brazo en el lugar donde se aplicó la inyección (hasta aproximadamente, 1 de cada 500 personas)

Problemas severos después de la aplicación de la vacuna Tdap: (Imposibilidad para realizar actividades habituales; se requirió atención médica)

  • Hinchazón, dolor severo, sangrado y enrojecimiento del brazo en el lugar donde se aplicó la inyección (poco frecuente).

Problemas que pueden producirse después de la aplicación de cualquier vacuna:

  • En algunos casos, las personas se desmayan después de un procedimiento médico, incluida la vacunación.
  • Sentarse o acostarse durante cerca de 15 minutos puede ayudar a prevenir los desmayos y las lesiones por una caída.
  • Informe a su médico si se siente mareado o si tiene cambios en la visión o zumbido en los oídos.
  • Algunas personas sienten un dolor severo en el hombro y tienen dificultad para mover el brazo en el cual se aplicó la inyección. Esto ocurre con muy poca frecuencia.
  • Cualquier medicamento puede provocar una reacción alérgica severa. Tales reacciones a una vacuna son muy poco frecuentes: se estima que se presentan en menos de 1 de cada millón de dosis y se producen desde algunos minutos hasta algunas horas después de la vacunación.
  • Al igual que con cualquier medicamento, hay una probabilidad muy remota de que una vacuna cause una lesión grave o la muerte.
  • La seguridad de las vacunas se monitorea constantemente por las autoridades sanitarias locales.

¿Qué hago si hay un problema grave?

¿A qué debo prestar atención?

  • Debe prestar atención a todo lo que le preocupe, como:
    • signos de una reacción alérgica severa
    • fiebre muy alta
    • comportamiento inusual
  • Los signos de una reacción alérgica severa pueden incluir:
    • urticaria
    • hinchazón de la cara y la garganta
    • dificultad para respirar
    • pulso acelerado
    • mareos
    • debilidad
  • Por lo general, estos podrían comenzar entre algunos minutos y algunas horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si cree que se trata de una reacción alérgica severa u otra emergencia que no puede esperar, llame al servicios de emergencias local o lleve a la persona al hospital más cercano.
  • De lo contrario, llame a su médico.

Fuentes

Adaptación de Immunization Action Coalition, Vaccine Information Statements